Imagen

~~Gente Guay~~

Hace ya un tiempo leí en la prensa que algunos analistas de tendencia afirman que está emergiendo una generación G (de generosidad) : personas mucho más dedicadas a la responsabilidad social y ecológica que al propio beneficio. A mi francamente no me hace falta ser analista (ni nada por el estilo, a Dios gracias) para estar totalmente convencida  de que esto es así.  De que los tiempos afortunadamente son otros. De que soplan vientos de cambio. Por todos lados a donde miro veo personas anónimas que luchan día a día por la ecología, por los derechos indígenas, por los derechos de los animales, por mil y una causas altruistas. Tanto da. Hay mucha gente que fomenta el amor y la generosidad allá por donde va. Pero para ver esto hay que querer mirarlo. Es más fácil y más cómodo dejarse llevar por el torrente de patéticas noticias en que se han convertido los telediarios y verlo todo negro, hasta hundirte en la miseria sí o sí, sintiendote mal por todo lo que pasa. Pero esto no lleva a ningún lado. Hay que ver más allá. Para empezar, sentirse infeliz no es una actitud que por sí misma ayude a nada ni a nadie (más bien perjudica un montón). Hay que llenar el “tarro” de buenos pensamientos a tope, de buen rollo y de optimismo. Hay que molestarse en buscar dentro de uno ese rinconcito donde  duerme nuestra parte más sabia y sacarle el polvo. Sencillamente porque cuando uno se siente feliz, hace cosas felices. Si uno se siente amable, hace cosas amables. Si te sientes amoroso, haces cosas amorosas. Por ti y por los demás. De esta manera el cambio empieza por uno mismo ♥

Para que tanta negatividad que nos rodea por todas partes no nos afecte y nos arrastre, hay que mantenerse muy consciente. Un libro fabuloso que explica como mantener limpio nuestro campo de energía es  “La fuerza del espíritu”, de Wayne W. Dyer (no es uno de sus libros más conocidos pero sí uno de mis preferidos).  De una manera clara y amena, entre otros muchos temas aborda cómo situarnos en ese campo de energía donde habitan las frecuencias de la generosidad, la alegría, el agradecimiento, la bondad, así como tácticas para  mantener limpio nuestro espacio,  decidir qué queremos para nosotros y qué permitimos que nos afecte y qué no ♥

Y  como me siento guay, un dibujín de lo más amoroso 🙂  :

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

O no ?

See you

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s