~~Los Reparadores De La Ciudad~~

Cuando paso por un tramo en particular de una calle muy cercana a la mía  siempre se me pasa por la cabeza la misma reflexión: cómo podemos tener las calles, las aceras y las fachadas tan grises, tristes y abandonadas que dan penilla de ver.
Ya sé que se me puede responder, y con toda la razón del mundo, que no tenemos tiempo ni dinero para según que cosas que en realidad no son de primera necesidad. Que tal como está el panorama, a quien tiene lo justito para comer, y a veces tristemente ni eso, no se le puede pedir por supuesto que vaya a tener la fachada en estado de revista. Evidentemente que no.
Pero ha caído en mis manos un artículo que demuestra lo que yo sé sin ningún tipo de duda, y que además es la base de éste blog : QUE LAS COSAS SE PUEDEN HACER DE  OTRA MANERA. Y que es cosa de cambiar de perspectiva. Es cosa de actuar desde otro punto. Es cosa de hacer funcionar ese músculo que todos tenemos y que se llama corazón. Porque juntos se pueden hacer maravillas. Porque desde la cooperación se arreglan mil veces más cosas que desde la preocupación. Porque es cosa de dejar los miedos atrás y darse la mano. Voy a transcribir la parte del artículo más motivadora, sé que fue editado por la revista Mente Sana (pero no sé en que número), y se llama Los Reparadores de la Ciudad (City Repair) :

“La plaza se llama Comparte-Lo y, hasta hace cuatro años, era un impersonal cruce de calles situado a las afueras de Portland (Oregón, EE.UU.) El arquitecto Mark Lakeman y sus vecinos decidieron dar un toque personal al asfalto con la colaboración de los niños, que cogieron rodillos y brochas para pintar círculos de la paz, un caimán juguetón y una inmensa flor rosa. La plaza nunca volvió a ser la misma. Los vecinos bajan sus sillas y hasta sofás. En una esquina han construido con arcilla una biblioteca popular. Cuando llega el buen tiempo, se sirve limonada y galletas…

Comparte-Lo es sólo uno de los muchos proyectos que, desde 1996, han puesto en marcha los activistas urbanos de City Repair. Bajo el lema “Cambia tu barrio, cambia tu mundo”, los “reparadores” de la ciudad han dado un nuevo aliento a Portland, una de las urbes más contaminadas de Estados Unidos en los ochenta y que ahora va a la cabeza en el número de bicicletas y gallinas per cápita. ” somos parte de la solución y no podemos quedarnos de brazos cruzados mientras un puñado de políticos y urbanistas deciden cómo se hace una ciudad”, sostiene Lakeman. “

No digo que nos vayamos ahora a poner a criar gallinas, ni que bajemos sofás a la calle (a cada cosa lo suyo), pero sí que es un ejemplo hermosísisisimo de cómo con ganas se pueden cambiar radicalmente cosas y situaciones que de todas todas parecían imposibles de mejorar.
Si mas no, esta gente ha conseguido transformar unas calles degradadas en una comunidad ecológica y sostenible.

Inspirador, no ?

Este es el enlace a su web.

Y éstas son algunas de sus fotos :

IMG_0422

city repair

images

nn_ir

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s